Dios Nunca Cambia


Pero los planes del Señor quedan firmes para siempre.
Salmos 33:11 NVI

Dios siempre será el mismo. Nadie más hará esto. Tus Amigos te llaman hoy y te ignoran mañana. A los maestros les encanta tu Trabajo una semana y no les gusta a la siguiente. Tus Padres cambian entre entenderte y criticarte. Pero DIOS no. “Él nunca cambia ni varia como una sombra en movimiento” (Santiago 1:17).

¿Encontrar a Dios de mal humor? No sucederá. ¿Te da miedo poder agotar su gracia? ¿Crees que se ha cansado de ti? Error. ¿Acaso no ter hizo una promesa? “Dios no es un hombre, por lo tanto no miente. Él no es humano, por lo tanto no cambia de parecer. ¿Acaso alguna vez habló sin actuar? ¿Alguna vez prometió sin cumplir?” (Números 23:19).

Él nunca es antipático o amargo, nunca esta enojado o estresado. Su fortaleza, su verdad, sus caminos y su amor nunca cambian. Él es “el mismo de ayer, hoy y siempre” (Hebreos 13:8).

La resurrección de Jesús no perderá su poder. La sangre de Cristo no perderá su poder. La Sangre de Cristo no perderá su Fortaleza. Dios nunca cambia . Puedes contar con ello.

UN ULTIMO PENSAMIENTO: 
El cambio es emocionante. Pero cuando a tu alrededor está cambiando,
tus amigos, clase, familia, escuela, cuerpo, sueños, a veces es bonito saber que hay alguien estable, alguien con el que puedes contar.
¿Y cuando ese alguien resulta ser el Creador todopoderoso del universo, rebosando de amor por ti?
Eso es emocionante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *